Blog AV
2018-02-07
Atención Secretario Arbitral: ¡Cuidado exceda sus funciones!


 

 

¿Dedicó el Secretario cerca de 3000 horas a este procedimiento arbitral?

¿Sabe que el presidente del tribunal arbitral dedicó aproximadamente 1500 horas al arbitraje?

¿Está consciente que usted dedicó entre el 40 y un 70% más de tiempo que los árbitros?

¿Participó en las reuniones de deliberación de los árbitros?

¿Redactó usted el laudo?

Además de las tareas administrativas, ¿realizó usted tareas sustanciales relativas a los méritos del caso?[1]

 

 

Podemos imaginar que algo así habría sido el interrogatorio de la abogada de la Federación Rusa al secretario arbitral en el proceso de anulación de los laudos dictados dentro de la disputa entre Yukos y la Federación Rusa bajo el Energy Charter Treaty[2]. Si bien la Corte Distrital de la Haya que decidió sobre la anulación de los laudos[3] lo hizo con fundamento en otros problemas procesales[4], la participación sustancial del secretario arbitral en el proceso fue un tema que generó mucho debate y que nos deja varias preguntas sobre el rol del secretario arbitral.  

 

El secretario arbitral, en principio, es seleccionado para asistir al tribunal arbitral en tareas administrativas y permitir que los procesos arbitrales se desarrollen de la manera más eficiente posible. Las tareas específicas del secretario dependen en gran medida de: (i) los reglamentos de los centros de arbitraje; (ii) el criterio del tribunal arbitral; y, (iii) el consentimiento de las partes respecto del rol del secretario. Sin embargo, en los reglamentos arbitrales de la mayoría de centros, no existen límites claros sobre el ámbito de actuación de los secretarios. ¿Qué tareas deben realizar? ¿Qué tareas pueden ser delegadas por los árbitros al secretario? ¿Cuándo es apropiada la delegación de funciones y bajo qué circunstancias deja de serlo?

 

La London Court of International Arbitration (LCIA) recientemente modernizó la serie de lineamientos para los tribunales arbitrales para el correcto manejo de los secretarios arbitrales[5]. En gran medida, lo que los secretarios arbitrales pueden hacer depende de lo que los árbitros están permitidos a delegar. Los lineamientos se resumen a continuación:

  •  Los tribunales arbitrales no pueden delegar sus funciones de toma de decisión a los secretarios en ninguna circunstancia. 
  •  Los secretarios arbitrales no relevan a los árbitros de su responsabilidad personal de asegurar que las actividades dentro del arbitraje se realicen de conformidad con los estándares del reglamento aplicable.
  • El Tribunal Arbitral debe asegurar que el secretario:

o   Ejecute solamente las tareas que hayan sido acordadas por las partes.

o   No asista al tribunal hasta que exista la autorización de las partes; autorización que incluye limitar la responsabilidad del secretario de acuerdo a las reglas del centro para los árbitros mutatis mutandis.

o   No establezca ningún contacto unilateral con ninguna de las partes o sus asesores con relación al arbitraje o la disputa.

o   Presente una declaración de imparcialidad e independencia.

 

La LCIA ha preferido no determinar qué tareas son “apropiadas” delegar a los secretarios, pero entre los asuntos que los tribunales arbitrales podrían proponer a las partes para asignar a los secretarios constan las siguientes:

  • Tareas administrativas: emitir comunicaciones a nombre del tribunal, una vez que se cuente con su aprobación; organización de documentos, revisión de prueba documental, organización de asuntos procesales.
  • Presencia del secretario en audiencias, reuniones y deliberaciones. 
  • Realización de tareas sustantivas, entre las que se encuentran: resumir memoriales, revisar el fundamento doctrinario y preparar secciones no sustantivas del laudo, primeras versiones de órdenes procedimentales. Los árbitros deben establecer el límite de actuación del secretario al ejecutar estas tareas.

Los lineamientos actualizados de la LCIA buscan claridad y transparencia en el manejo del proceso arbitral. El caso Yukos ha demostrado la necesidad de limitar y especificar las tareas que pueden ser realizadas por los secretarios arbitrales para asegurar que la tarea principal de los árbitros: la resolución de conflictos, no sea delegada.  

 

Esta nota tiene fines académicos únicamente y no representa nuestra posición como firma, ni la de nuestros abogados o clientes en casos específicos. El contenido de esta nota no puede ser interpretado como una posición de la firma o sus abogados a favor o en contra de ningún hecho o argumento de derecho. Andrade Veloz 2018 ©.



[1] Datos obtenidos de: https://globalarbitrationnews.com/the-substantial-involvement-of-arbitral-secretaries-20150917/

[2] Los arbitrajes fueron iniciados en el año 2005 por los antiguos accionistas de Yukos en contra de la Federación Rusa bajo el Tratado de la Carta de la Energía (Energy Charter Treaty). La Corte Permanente de Arbitraje de la Haya administró los procedimientos arbitrales bajo reglas UNCITRAL. Se dictaron en total seis laudos.

[3] La decisión fue dictada el 20 de abril de 2016 por la Corte Distrital de la Haya.

[4] Una de las causales principal para la anulación fue la aplicabilidad temporal del tratado.

[5] http://www.lcia.org//adr-services/lcia-notes-for-arbitrators.aspx#8.1.

LA FIRMA

NUESTRO EQUIPO

BLOG AV

THINK TANK

INDUSTRIAS

ÁREAS DE PRÁCTICA

- Arbitraje y litigio complejo
- China Desk
- Competencia y regulación
- Corporativo y M&A (fusiones y adquisiciones)
- Minería

PUBLICACIONES

- Boletín Informativo
- Noticias de Competencia
- Noticias de Minería

CONTACTO

- Contáctenos
- Únete al equipo

eng

    

©2018 Andrade Veloz Abogados.
Todos los derechos reservados
©2018 Andrade Veloz Abogados
Todos los derechos reservados